LAS CONSTELACIONES SISTÉMICAS Y LA FELICIDAD

 

La felicidad es un término muy hablado en la actualidad, en España y en muchos países del mundo, en estos momentos se está “infiltrando” en diferentes ámbitos, ya no solo hablamos de la felicidad, en lo personal, sino también en las organizaciones empresariales, sociales o públicas, o en los espacios que habitamos o nuestra relación con la naturaleza. Además, el concepto de felicidad  aparece en las campañas publicitarias de cualquier tipo de producto,  de las píldoras de felicidad, del algoritmo de la felicidad!!!!

Desde hace unos meses, con Adriana Fernández, estamos trabajando desde diferentes perspectivas la felicidad. Y una de ellas es cómo a través de las constelaciones sistémicas podemos mejorar la felicidad de las personas, sea cual sea su concepto de felicidad (alegría, bienestar o equilibrio).

Nosotros entendemos las constelaciones sistémicas, como un juego de rol, donde trabajamos conflictos o situaciones que nos preocupan y que nos gustaría resolver. En las constelaciones, las personas (también podemos trabajar con objetos) representan las diferentes partes que forman parte del conflicto presentado, y  en base del comportamiento de las personas en dicha representación tomamos más conciencia del problema existente y luego lo intentamos ordenar.

Consideramos que la utilidad de las constelaciones sistémicas viene dada por tres aspectos:

  • Visualizar el conflicto mediante una representación en “vivo”, ayuda a tomar más conciencia del problema. Además que pueden aparecer nuevos agentes que condicionan la situación y que la persona no es consciente de que existen.
  • Ayudan a ordenar y reequilibrar el sistema de la persona.
  • Todos los participantes, están influidos por la constelación, esta les ayuda a sanar la parte del conflicto representado, que a ellos también les afecta.

Cuando con Adriana empezamos a estudiar y analizar la felicidad personal, nos dimos cuenta de la importancia de las creencias que tenemos y que nos limitan para nuestro crecimiento y felicidad, y estas pueden venir de diferentes ámbitos: familiares, pareja, laboral, …, y empezamos a trabajarlas con las constelaciones, a intentar dar respuestas a los ejes básicos de las constelaciones creadas por Bert Hellinger:

  • Orden
  • Reconocimiento
  • Equilibrio entre el dar y tomar.

Nosotros visualizamos a los seres humanos portadores de una mochila, cargada de memorias limitantes, y en el camino de nuestra vida una de nuestras opciones es ir descargando el peso, si queremos, nadie nos obliga, somos libres de hacerlo, otra cosa es que no nos sintamos libres.

A través de las constelaciones sistémicas, intentamos, sacar un objeto, el sanar una creencia limitante nos puede permitir acercarnos y aumentar nuestro grado de felicidad. Nuestro propósito es vivir; sintiendo, disfrutando, tomando conciencia del aquí y el ahora.

El trabajar con las constelaciones sistémicas, nos permite no solo trabajar con la persona constelada, sino con todos los participantes de la constelación, y con nosotros mismos.

Hemos tenido experiencias muy bonitas e interesantes, hace unos meses, en Guadalajara (México), constelamos directamente la felicidad, es decir, pusimos al representante de la persona constelada con el representante de la felicidad, ¿Qué pasó?, que si bien estaban uno delante del otro el representante de la persona no lo miraba, lo que hicimos fue apoyarla con el representante de la meditación, y la situación cambió o ver en otras constelaciones realizadas, como la influencia de experiencias de nuestros padres o abuelos, influyen en nuestras vidas, sin ser nosotros conscientes, o como la inseguridad de nuestro padre a nosotros nos afecta. Cuando empiezas una constelación, lo comparamos con la apertura de un armario que hace años que no abres, ya no te acuerdas lo que te encontraras dentro.

Cuando empezamos a dar congruencia a nuestra vida, en todos los aspectos, empezamos a crear una realidad más auténtica y más enfocada a la felicidad que estamos buscando.

A la felicidad se llega por muchos caminos, cada uno de nosotros tomamos uno, y algunos son muy diferentes, pero todos son perfectos.

 

Adriana Fernandez Vilanueva Coach de vida, Entrenamiento Integral.

Jordi Vilajosana  Profesor universidad y emprendedor social.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On Linkedin